martes, 22 de octubre de 2013

Buñuelos de viento

Buenos días!!

Qué tal ha ido la semana??

Nosotros estupendamente!! Por un lado, despedimos la temporada de la feria "Madrid Sabe"; estuvimos en Aranjuez y Getafe, y una vez más os damos las gracias a los que os pasasteis a saludar.

Os informaremos en breve de otra feria que estamos pensando en participar...

Por otro lado, el sábado tuvimos un curso de Bollería Artesana en Chic Bakery... Y como siempre fue todo un éxito!! Vaya manos que tienen las alumnas!! Ya os vamos adelantando que para Noviembre estamos preparando uno de temática Navideña... Os encantará!

Pero vamos al tema... A la receta de hoy... Algo muy fácil, a la par que muy tradicional en estas épocas. Qué es lo típico de los Santos?? Huesos y buñuelos, verdad? Pues hoy aprenderéis. Hacer lo segundo, unos exquisitos BUÑUELOS DE VIENTO!!


Ingredientes (para dos docenas):
  • 60 gramos de harina
  • 50 ml de agua
  • 40 ml de aceite (podéis usar mantequilla o manteca, aunque aceite es lo tradicional)
  • 2 huevos
  • Relleno al gusto, en nuestro caso, crema pastelera.
  • Azúcar glass para decorar.
Ponemos al fuego un cazo con el agua y el aceite. Cuando rompa a hervir, añadimos el harina de un golpe, y removemos enérgicamente con una cuchara de madera. A esto lo llamamos escaldar la harina. Seguimos removiendo hasta que se despegue de las paredes y os quede algo parecido a esto:


Retiramos del fuego y añadimos los huevos, uno a uno, hasta que estén totalmente incorporados. La textura será parecida a unas natillas.


Ponemos al fuego una sartén con mucha profundidad y bastante aceite. Para freír los buñuelos, el aceite debe estar caliente, pero no demasiado. Nuestra cocina llega de intensidad hasta el "9" y lo hemos puesto al "7".

Cogemos una cuchara de postre rasa, y con la ayuda del dedo lo echamos en el aceite. Así hasta llenar la sartén. Los buñuelos tienen que flotar en el aceite, si tocan el fondo de la sartén se quemaran.


Freímos por un lado hasta que estén dorados, normalmente se dan la vuelta solos, y si no les ayudamos con una espumadera.


Cuando están listos, los sacamos y ponemos encima de un papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.


Mientras se enfrían, preparamos la crema pastelera. Necesitaremos:
  • 150 ml de leche
  • 50 gr de azúcar
  • 15 gr de maicena
  • 3 yemas de huevo
  • 1/2 rama de canela
Ponemos a calentar la leche con la rama de canela y la mitad del azúcar, y mientras tanto en un bol aparte mezclamos el resto del azúcar con las yemas y la maicena.

Cuando la leche empiece a hervir, añadimos la mezcla y removemos muy bien con varillas, dando bien en las paredes para que no se pegue, hasta que vuelva a cocer. Retirar y dejar enfriar, removiendo de vez en cuando para evitar que salga corteza. No hace falta enfriar en nevera, con dejar que temple ya es suficiente.

Cuando se han enfriado, con la ayuda de un cuchillo o tijeras los abrimos un poco para poder rellenarlos. Nosotros hemos elegido crema, pero se rellenan de muchas cosas... Chocolate, café, nata, batata, cabello de ángel... Lo que más os apetezca, o un variado!!


Para terminar, espolvoreamos un poco de azúcar glass.... Y listos!!


Avisamos: uno sólo no será suficiente, tendréis que comieron dos o tres... ;)

Seguro que os gustan, y más típicos imposible!!


Un abrazo, y hasta la receta que viene!!




10 comentarios:

  1. Vamos! Estar en mi pueblo y no enterarme! :( bueno que se le va a hacer. Te cojo prestada la receta, este finde si puedo los hago.
    Una pregunta, me he mirado el blog entero y no he visto nada así, pero por si acaso te lo pregunto. No tendrás alguna receta igual o similar al cuerno de chocolate de panrico??
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. hay que comerlos inmediatamente? cuanto tiempo pueden conservarse en nevera? se pueden congelar?

    ResponderEliminar
  3. Ay!!! mi debilidad !!! los buñuelos de crema pastelera, me encantan y tengo que darte las gracias por la receta porque la pienso hacer!!! Felicidadas por tu fantástico blog, me tienes de seguidora!
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Madre de mi vida, yo no espero a el finde para prepararlos, mañana mismo me pongo manos a la obra, que delicia, que cosa más buena, madre, y encima super bien explicado.

    Gracias por esta maravillosa receta !!!

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Es tan sencilla... como para no hacerla!

    ResponderEliminar
  6. Muy muy buenos. ya hay que animarse.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Pues tengo que decir que he hecho la mitad de los ingredientes, y menos mal, porque la receta no ha salido.

    En ningún momento mi masa han tenido el aspecto de unas natillas, era una masa espesa y aún así he decidido freírlos, he hecho unas bolas (7, no han salido más) como si de croquetas se tratara, las he frito y el sabor era como de masa frita sin más, no tenía ni textura de buñuelo ni sabor de buñuelo.


    ResponderEliminar
  8. Tienen una pinta deliciosa!! Me encanta vustro blog, gracias por compartir vuestras recetas!
    Os he dejado una sorpresa en mi último post ;)
    Un beso
    http://somethingspecial-scrap.blogspot.com.es/2013/10/tarjeta-bebe-regalo-premio.html

    ResponderEliminar
  9. Que redonditos y que preciosos, me encantan los buñuelos. Los hice el año pasado y fueron todo un exitazo!!!!
    Me ha encantado vuestra historia, padre e hija, me ha emocionado! Os voy a seguir bien de cerquita que seguro que aprendo un monton de cosas!!!!
    Estoy de sorteo por mi blog por si os apetece apuntaros!
    Besinessss

    ResponderEliminar
  10. No hay nada que más me fastidie que hacer una receta que luego no sale... ya me lo parecía de primeras con las proporciones. Después de hacerla es lo más parecido a la masa de las gambas gabardina.

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por todos y cada uno de vuestros comentarios! Ahora que ya no tenemos el cara a cara de siempre, vuestros comentarios son lo que más nos acerca a vosotros.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...