jueves, 26 de marzo de 2015

Rosquillas de la Pastora de La Morcuera

Buenos días!!

Vaya receta que traemos para empezar de nuevo... Que no os asuste el nombre!! Digamos que somos poco originales....

Esta receta me la dio hace ya mucho tiempo una pastora en el puerto de La Morcuera... de ahí el nombre!! 

El otro día ya visteis una foto de la masa... El comienzo es parecido a un petit choux... Pero no me adelanto, vamos con la receta!

Ingredientes, para unas 30 rosquillas.
  • 250 ml de leche,
  • 250 gramos de harina,
  • 50 gramos de mantequilla,
  • 20 gramos de azúcar,
  • 10 gramos de levadura en polvo,
  • 2 huevos
  • una pizca de sal.

Lo primero que tenemos que hacer es poner en un cazo a calentar la leche, la mantequilla, el azúcar y la pizca de sal. Cuando empiece a hervir, añadir de golpe la harina y escaldar, hasta que la masa se despegue de las paredes del cazo.


Retiramos del fuego, y añadimos los huevos, uno a uno hasta que esté bien integrado, y mezclando con una cuchara o espátula de madera, cuanto más ancha mejor. Para terminar añadimos la levadura.

Ponemos en una superficie plana papel para hornear y engrasamos con un poco de aceite.

La masa la metemos en una manga con una boquilla rizada, y vamos haciendo las rosquillitas, tipo churros cerrados (es mejor si os engrasáis en aceite la mano con la que las vais a coger), y las vais poniendo sobre el papel.


Las dejamos reposar en la nevera, unos 15-20 minutos.

Mientras preparamos un glaseado, con el zumo de un limón y 250 gramos de azúcar glass.

Preparamos un cazo o sartén honda con aceite (a ser posible de girasol para que no cojan sabor), y las vamos friendo hasta que están doradas, más o menos un minuto por cada lado. Al sacarlas, las ponemos sobre papel absorbente para que suelten el poco aceite que cogen.

Según se escurren, las bañamos por el lado más bonito o más rizado, y las dejamos en una rejilla para que escurran o encima de una bandeja en la que habremos espolvoreado azúcar en grano para que no se peguen.

Coger despacito, con dos dedos, y pegar un bocado!!! Listas las rosquillas!! Sólo tienen un defecto, este tipo de masa frita debe ser consumida el mismo día, ya que en seguida se ponen duras, pero vamos, que no creo que os duren tanto....


Si las queréis congelar, hacerlo antes de freír. Las podéis dejar hechas y congeladas, guardadas en bolsitas, y cuando os apetezcan las sacáis una media hora a temperatura ambiente y luego ya las podéis freír con normalidad.

Esperamos contar con vosotros de nuevo después de estas "mini" vacaciones!! nos vemos en dos semanas, aprovechad la Semana Santa, comed muchas Torrijas y Buñuelos de Cuaresma, y nos vemos en la receta que viene!!




3 comentarios:

  1. Yo conozco unas muy parecidas que ya hice que se llaman rosquillas de San Froilan y puedo asegurar que están riquisimas!! Te han quedado perfectas. Bs.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Qué pinta más buena y qué ganas teníamos de que volviérais! Besis

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por todos y cada uno de vuestros comentarios! Ahora que ya no tenemos el cara a cara de siempre, vuestros comentarios son lo que más nos acerca a vosotros.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...