lunes, 29 de julio de 2013

Bizcocho de Plátano y Nueces

Buenos días!!

Este verano está loco!! Sabéis que ayer por la noche, en Miraflores hacía 8°C!?!?!

Lo mismo te pelas de frío que te achicharras!!

Antes no pasaba esto... En la época de mis padres o abuelos era un lujo el verano en la sierra. Por el día, hacía calorcito, para poder hacer las cosas típicas del verano como bañarse en el río o la presa, pero por la noche refrescaba lo suficiente para dormir muy a gusto.

Por eso, muchas personas de "la capital" tenían su casa de segunda residencia en Miraflores...

Además, muchos doctores recomendaban a los niños de las clases pudientes que estaban un poco más "flojitos" de salud, que subieran a recuperarse a la sierra, y ya no sólo por el aire puro y las temperaturas, sino porque aquí comían como reyes.

Y a qué viene todo esto?? Pues a cuento de la receta que traemos hoy... La tenía en el recetario de mi padre, y al verla la he recordado. 

Siempre la hacía para un par de familias que venían con los niños pachuchos y que al final del verano se iban como toros.

No, no es que sea mágica, pero es una receta muy completa, y fuente de energía para todo aquel que la probara. 

Os estoy hablando de un BIZCOCHO DE PLÁTANO Y NUECES.


No os voy a dar clase de dietética, pero ya todos sabéis que las nueces y los plátanos son fuente de vitaminas y antioxidantes... Y si encima lo juntas todo en un bollo, pues qué mejor!!

Estos son los ingredientes que vamos a utilizar:

  • 350 gramos de harina integral
  • 160 gramos de azúcar morena
  • 150 gramos de mantequilla
  • 125 ml de leche
  • 100 gramos de nueces picadas
  • 4 plátanos
  • 3 huevos
  • 3 cucharaditas de levadura
  • El interior de media vaina de vainilla
  • Una pizca de salina integral

Engrasamos con mantequilla un molde de unos 30 cm de longitud, y ponemos el horno a precalentar a 170º.

En un recipiente ponemos a batir la mantequilla, y añadimos poco a poco el azúcar y los huevos, uno a uno.

Los plátanos, mejor que estén maduros, así son más blanditos y con más sabor. Los pelamos y trituramos y añadimos a la mezcla anterior.

Las nueces las trituramos o pulverizamos, eso dependerá de sí os gusta encontrar o no trocitos. Nosotros para la receta de hoy las pulverizamos, las mezclamos con la harina, la levadura y la sal y la vainilla y mezclamos con lo anterior.


Según vaya espesando, vamos añadiendo la leche, para que se integre todo bien.

Cuando la mezcla esté homogénea, la echamos en el molde, ponemos tres o cuatro nueces de adorno, y al horno, en la parte baja.


Tarda más o menos una hora en hacerse... Recordad que tenéis que comprobar siempre pinchando para ver si esta bien hecho.

Cuando esté listo, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.


Y ya está listo!!

Os aviso, no es un bizcocho suave, es bastante consistente, pero está buenísimo.


A los niños les encanta por el saborcillo a plátano, y a los mayores... Simplemente nos encanta, no tenemos excusa...

Así qué tanto si tenéis peques como si no, este bizcocho puede ser el desayuno o merienda ideal para el verano!!



Ya nos diréis cuando lo probéis!

Un fuerte abrazo, y hasta la receta que viene!!



3 comentarios:

  1. umm seguro que está delicioso! hace un tiempo hicimos uno de plátano y canela y gustó mucho! gracias por la receta, cuando podamos la haremos porque nos encanta desayunar bizcochos caseros!! besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Ya nos contaréis a ver qué os parece!!! Está muy bueno!! Un abrazo!

      Eliminar
  2. Ya me he copiado la receta.Cuando tengan los míos ganas de un bizchoco...este será el priero:)gracias

    ResponderEliminar

¡Muchísimas gracias por todos y cada uno de vuestros comentarios! Ahora que ya no tenemos el cara a cara de siempre, vuestros comentarios son lo que más nos acerca a vosotros.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...