martes, 9 de julio de 2013

Savarin con Fresas (o bizcocho Borracho)

Buenos y calurosos días!!

Los que nos leéis todas las semanas, sabéis que tenemos cierta debilidad por las fresas con nata... Como esta temporada ya está casi acabada, hemos decidido utilizarlas en una última receta.

Pero como siempre, tenemos que compartir una receta nueva... Así que haciendo memoria, he recordado los "borrachitos" que hacíamos en la pastelería, que acompañábamos con nata y fresas o crema y guindas... Se me hizo la boca agua!!! Así que eso haremos hoy, un "borracho", o su nombre oficial, un SAVARIN con fresas.


El nombre viene por Jean Anthelme Brillat-Savarin, un jurista francés que ocupó importantes cargos políticos durante la Revolución francesa, y cuando fue exiliado se marchó a Estados Unidos a dar clases de violín y es el autor del libro "Fisiología del Gusto", un tratado sobre gastronomía.

Y diréis, que a qué viene la clase de historia... jaja... simplemente, porque además de ser muy interesante el tratado, es muy conocido por la frase "Dime lo que comes, y te diré qué eres", frase que por lo menos yo he utilizado un montón de veces!! En el tratado se habla del gusto, del olfato, de la combinación de sabores, texturas... Os lo recomiendo!

Y en su honor, se renombra el típico "Borracho" o "Babá" y comienza a llamarse Savarin.

No os pongo la receta original, sino la que hacía mi abuelo, mucho mejor sin duda, ;), y es la que seguimos haciendo hasta que cerramos la pastelería...

Nosotros siempre lo hemos hecho en versión individual, pero esta vez vamos a preparar uno grande y varios individuales, para que podáis elegir!!

Estos don los ingredientes que vamos a utilizar:
  • 350 gramos de harina
  • 250 ml de agua
  • 250 ml de vino blanco (mejor dulce)
  • 250 ml de leche templada
  • 200 gramos de azúcar
  • 150 gramos de mantequilla
  • 60 ml de ron o cognac
  • 20 gramos de levadura fresca seca o prensada
  • 4 huevos
  • Media cucharadita de sal
  • una pizca de vainilla
Para el relleno:
  • 250 gramos de fresas
  • 250 ml de nata
  • 50 gramos de azúcar
El Savarin normalmente tiene un molde especial, como de corona lisa. Podéis usar el que tengáis, pero preferiblemente que tenga "agujero" en medio, así podéis rellenar y a la hora de servir es más fácil.

Ojo!! La masa fermenta, y dobla su tamaño, así que coged uno que sea bien grande, o individuales.

Vamos a tamizar la harina en una fuente. Hacemos un agujero en el medio, en el que deshacemos la levadura desmenuzada junto con la leche tibia, mezclando con un poco de la harina. Tapamos y dejamos que fermente, unos 15 minutos.



Mientras, ponemos los huevos en un recipiente junto con 50 gramos de azúcar, y batimos bien hasta que quede una mezcla bien espumosa. 


Añadimos la sal, la vainilla y la mantequilla. Esta última tiene que estar a temperatura ambiente. Sí, los 30 grados que hace nos vienen fenomenal. Cuanto más derretida más fácil en este caso!! ;)

Mezclamos ya toda la harina con la levadura, y lo añadimos a la mezcla anterior. Trabajamos bien, hasta que quede una mezcla homogénea, bastante fluída.

Tapamos y dejamos reposar 10 minutos.

En ese tiempo, vamos preparando el molde, untándolo con mantequilla y espolvoreando harina en las paredes, para que se desmolde mejor.

Vertemos la masa en el molde. Lo llenamos sólo hasta la mitad, porque lo vamos a dejar tapado para que repose y fermente hasta que doble el tamaño. El tiempo dependerá de la temperatura que haya en la cocina, vais mirando hasta que alcance el tamaño.


Igual para los moldes individuales.


Precalentar el horno a 220 grados. Ponemos el Savarin en la parte baja del horno, y cocemos durante unos 40 minutos. Comprobad siempre pinchando antes de sacarlo. Si hacéis molde más pequeños, el tiempo será menor, lo iréis controlando vosotros.



Mientras se cuece, vamos preparando el almíbar.

Ponemos en un cazo 150 gramos de azúcar, el agua, el vino y el licor escogido, y lo llevamos a ebullición, apagamos y conservamos. A la hora de añadirlo debe estar caliente, si se ha enfriado le dais un golpe de calor y listo.

Cuando saquemos el Savarin del horno, lo dejamos en el molde y le echamos por encima el almíbar. Dejamos que absorba todo, y cuando esté listo, lo damos la vuelta y desmoldamos en la bandeja que vayamos a servir. Lo más fácil, es hacerlo como la tortilla, ponéis el plato encima del molde y volcáis girando.


Para los pequeños, es más fácil sacarlos y emborracharlos una vez estén en la bandeja.

Lavamos y preparamos las fresas y montamos la nata. Ponemos las fresas en el centro, dejando alguna para decorar, y rellenamos el hueco con la nata montada (mejor con una manga, que quede más bonito). Ponéis alguna fresa por encima para decorar.... y listo!!




También, como hemos dicho, lo podéis hacer en versión individual.


El relleno también va al gusto!! Podéis usar crema, nata, chantilly... Las frutas igual, melocotón, frambuesas, cereza... el licor, lo mismo!! Ron, Cognac, Kirsch, Licor de melocotón.... A gusto del consumidor!!!


Seguro que os encanta!! Es un postre muy tradicional, y sirve tanto para después de comer como para acompañar a un té o cafelito....

A ver quién es el primero que lo prueba!!

Hasta la receta que viene!!

12 comentarios:

  1. Mmmm!!Que buena pinta, lo que daría por poder desayunar un pedacito....jejeje!!!
    ¡Feliz día!
    ;-)


    www.somosloqcomemos.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo puedes tener hecho en un ratito!!

      Gracias!!

      Eliminar
  2. Se podria cambiar el vino blanco por otra cosa para emborracharlo?

    ResponderEliminar
  3. Maria Isabel Herrero9 de julio de 2013, 23:51

    Miguel Angel, cuántos borrachitos me habré comido!!
    Me encantaban.
    Gracias por la receta.
    Espero poder hacerla pronto.
    Ya os contaré.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te sale muy bien, como todas las que haces! Un abrazo!!

      Eliminar
  4. Madre mia, es de los mejores que he visto, que preciosidad, y como tiene que estar, con esa masa fermentada toda una maravilla , me ha encantado. Besicos y miles de gracias por esta receta que es un tesoro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María. Anímate a probarla, que está deliciosa!

      Un abrazo

      Eliminar

¡Muchísimas gracias por todos y cada uno de vuestros comentarios! Ahora que ya no tenemos el cara a cara de siempre, vuestros comentarios son lo que más nos acerca a vosotros.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...